Leche de almendras casera

leche-de-almendras

Déjenme confesarles que no soy fanática de la leche, no soy de las que se toma un vaso diario de leche en el desayuno o le pone a su cereal, además soy intolerante a la lactosa. El problema es que muchas bebidas deliciosas, como el capuchino, la piña colada o el té chai llevan leche, entonces se pueden imaginar el crimen que cometen cuando me toman el pelo diciéndome que es una bebida deslactosada y no lo es.

La leche en general tiene grasa, colesterol y se asocia con muchas alergias, claro está que hoy en día hay muchísimas opciones en el mercado para elegir, la deslactosada, ligera, sin colesterol, sin grasa, para niños, para adultos, en fin pero qué es lo que realmente le estamos dando a nuestro cuerpo. Por eso la leche de almendras es una excelente alternativa.

La leche de almendras aporta por porción (250 ml) el 35% de calcio recomendado, no contiene colesterol por su origen vegetal, es rica en vitaminas E, D y A, proteínas, omega 6, zinc, hierro, magnesio y potasio, tiene menos calorías que la de vaca y ayuda a mejorar problemas gastrointestinales, pero eso no es todo, está deliciosa.
Les dejo con la receta, no pierdan ningún paso y disfrútenla.

ingredientes
Ingredientes:
1. 100 gramos de almendras
2. 1 cucharadita de vainilla
3. 2 cucharadas de miel
4. Agua de garrafón
*Puedes agregar una pizca de sal para aumentar los sabores

remojar
Paso 1:
Dejar remojar las almendras en agua de garrafón una noche anterior a la preparación. Al otro día, tirar el agua con la que se remojaron y continuar con el paso 2.

licuar
Paso 2:
Utilizar 1/4 de almendras y 3/4 de agua, si te gusta la espesura del resultado continúa así, si no debes agregar más agua o menos. Licuar todos los ingredientes y colar.
(No tires la pulpa de la almendra, puedes usarla para galletas)

listo
¡Listo! Ya tienes una rica leche de almendras para disfrutar. Desde ahora haz tus bebidas favoritas sustituyendo la leche de vaca por la de almendras.
No olviden suscribirse al blog. Abrazos. Ile.